El correcto mantenimiento de la batería

 

Tenga presente siempre cuándo fue la última vez que cambió su batería. La vida útil de una batería depende mucho del cuidado que le demos a la misma.
 
Cuando vaya al mecánico pídale que haga una prueba de carga. De este modo sabrá si la batería funciona correctamente bajo cualquier condición climática.
Si ya ha hecho, es hora de que usted trabaje sobre el asunto. 
 
Con el motor apagado, primero desajuste el borne de la carga negativa y luego el de la positiva.
 
Revise que ni las terminales de los cables ni los bornes estén sulfatadas o corroídas.
 
De ser así límpielos con un cepillo duro y amoníaco mezclado con agua.
 
Asegúrese de no salpicar la batería porque podría neutralizar (arruinar) la solución de su batería.
 
Una vez que lo haya limpiado de impurezas enjuáguelo con agua. Recuerde que la solución de la batería es inflamable, de modo que el motor debe estar apagado y ninguna llama o fuente de fuego debe estar cerca de ella.
 
Mire el nivel de solución de su batería. En algunas es posible verlo a través de sus paredes porque éstas son delgadas y algo transparentes, si no es así abra la tapa superior de su batería y fíjese en el interior.
 
Por lo general las baterías tienen una línea indicadora. Si el líquido se encuentra por debajo de esta línea, debe agregar agua destilada hasta llenarla.
 
Recuerde que la solución ácida de la batería es altamente corrosiva, vierta el agua destilada con sumo cuidado, lentamente y tenga cuidado de las salpicaduras.
 
Vuelva a cerrar la tapa, coloque las terminales y ajuste los bornes. 
 
Para proteger las terminales y bornes de corrosión puede conseguir unos cobertores de poliuretano o aplicar una capa de poliuretano en aerosol, los dos productos son fáciles de conseguir.
 
Verifique que las terminales estén bien ajustadas, si nota que están demasiado sueltas esto puede provocar un falso contacto y hacer que el motor se comporte como si la batería no tuviera carga. 
 
Por último verifique que la batería esté bien sujeta a la ménsula de soporte. Una batería suelta es peligrosa y dañina para su vehículo, además los golpes y vibraciones pueden acortar la vida útil de la batería.
 
Si usted vive en una zona extremadamente fría, es recomendable instalar un calentador de batería o de motor para facilitar el encendido. De esta manera estará cuidando de su vehículo y éste le responderá con un mejor funcionamiento por más tiempo.
 
Si debe recargar su batería, recuerde hacerlo lo más lentamente posible, sino puede causar daños en la batería o en otra parte de su sistema eléctrico, pero recuerde que sólo en casos extremos debería ser necesaria una recarga de batería.
 
Si el vehículo ha estado parado por mucho tiempo -en cuyo caso es recomendable desconectar las terminales de la batería-, si ha dejado las luces o algún equipo eléctrico encendido durante demasiado tiempo y con el motor apagado, recuerde recargar la batería de manera muy lenta, para no causarle daño alguno.
 
Si su auto no enciende no siempre es debido a la batería, puede ser también por algún otro componente del sistema de carga o por una falla en el sistema de encendido.
 
 
 
 
 
<meta name="google-site-verification" content="ashSw1x_LxuPQeb1DwQ3R2-LlQfW7JM3JiNiAGIwdVY" />
  • Teléfono: (0298) 15-4-700101